PARA LEER MÁS…¿ERES MÁS INTELIGENTE QUE TUS PADRES?

periódico psicologíaLee el siguiente artículo y destaca las tres frases que más te hayan llamado la atención. Aquí os dejo yo mi aportación, algunas frases que he extraído del artículo y que invitan a pensar.
-Creemos que para aprender hay que hacer cursos. Y sabemos que el ritual de un curso consiste en decidir qué datos y conceptos queremos transmitir, reunir a un grupo de gente y colocarle delante a alguien que supuestamente sabe más que ellos….

-Resulta difícil explicar que no hayamos desterrado un modelo ineficiente y arcaico que impone la lógica del “Yo sé. Tú no sabes. Yo te cuento”…

-El gran objetivo de la educación debiese ser enseñar a pensar por uno mismo y no a acumular información que se olvida con el tiempo y que cuando se recuerda no se sabe bien cómo aplicar.

-Una nota no dice más de una persona que su número de pasaporte

2 pensamientos en “PARA LEER MÁS…¿ERES MÁS INTELIGENTE QUE TUS PADRES?

  1. Cristina Pacheco y Sara Borrella

    En teoría, aunque vivimos en un contexto más complejo (tan acelerados que hemos perdido el ritmo y la conexión con la madre naturaleza), nosotros hemos tenido acceso a una educación mucho más extensa y de mejor calidad.
    Por ejemplo vivimos de una manera diferente porque la educación ha sido distinta a la que han recibido nuestros padres, nosotros nos hemos creado con más tecnologías y con la vida más facil y más evolucionada.

    La tradición siempre ha considerado inteligentes a las personas con alto coeficiente intelectual.
    Por ejemplo, una persona intelectual es capaz de tomar sus propias decisiones y elegir lo que quiere o no.

    En realidad, no hay nada más importante que aprender ( aprender es un seguro de vida ).
    Por ejemplo, aprender no es almacenar mucha información, es ser capaz de decidir que concepto queremos aprender y con qué fin queremos usarlos.

  2. OLGA FERNANDEZ GARCIA

    • Aprender es un asunto muy serio. En realidad, no hay nada más importante que aprender. Hay cosas que son igual de importantes pero no más y que son las que nadie puede hacer por ti ni te pueden obligar: si no comes, no bebes o no duermes te mueres pero si no aprendes, también te mueres.
    • Lo que hoy somos cada uno de nosotros, nuestras competencias, nuestras cualidades son fruto de lo que hemos aprendido a lo largo de nuestra vida, ni más ni menos. Cada uno puede reflexionar sobre cuánto de eso ocurrió en un aula o asistiendo a un curso.
    • Sin ninguna duda, aprender es la habilidad más importante para vivir y sobrevivir en la sociedad del conocimiento. Respiramos conocimiento y por esa razón, aprender se va a convertir en el gran negocio del futuro (si no lo es ya a estas alturas). Nuestra vida profesional y personal y, en definitiva, nuestro porvenir depende de cuánto seamos capaces de aprender y cómo lo hagamos. Aprender es un seguro de vida.
    • La mayor parte de las habilidades y competencias que necesitamos para operar en el mundo no las adquirimos entre las paredes de un edificio.
    • Lo que verdaderamente cuenta para desenvolverse en el trabajo, lo importante para la vida no se puede aprender en un aula, hay que experimentarlo, se aprende haciéndolo.
    • El gran objetivo de la educación debiese ser enseñar a pensar por uno mismo y no a acumular información que se olvida con el tiempo y que cuando se recuerda, no se sabe bien cómo aplicar.
    • El principal problema de nuestro tiempo es que las personas no están acostumbradas a pensar.
    • Se puede aprender pero no se puede enseñar.
    • Aprender es una cuestión de pasión, de amor propio, de autoestima. Pero aprender cuesta trabajo y esfuerzo. Aprender es una responsabilidad de la persona, es tu vida la que está en juego, tu empleabilidad, desarrollo, felicidad. Sin embargo, cuando miramos a nuestro alrededor ¿A cuánta gente le gusta de verdad lo que hace? ¿Cuánta gente está feliz con su profesión, con su vida? Si no te gusta tu trabajo, ¿Por qué vas a querer aprender? No es una cuestión de que no exista pasión, lo que ocurre es que ponemos pasión en aquello que nos interesa, en aquello que sentimos como nuestro.
    • A corto plazo la tecnología está destinada recuperar la forma en la que siempre hemos aprendido las personas: haciendo.

    ¡FELICITACIONES POR EL TRABAJO QUE ESTÁS REALIZANDO DÍA TRAS DÍA! La perseverancia, el trabajo y la responsabilidad son valores muy importantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *